Donald Trump cumplió finalmente con su promesa de campaña y anunció el retiro de su país del Acuerdo de París para el Cambio Climático. Dijo que abandonarlo “ayudará a las industrias de petróleo y carbón, y a la generación de empleos”.

El Acta había sido ratificada por el ex presidente estadounidense Barack Obama en el año 2015. Sólo dos países no habían firmado el Acuerdo: Siria y Nicaragua; el resto se comprometió a reducir la emisión de gases contaminantes de efecto invernadero a la atmósfera y anticipar los plazos para la misma.

De esta manera, EE.UU había anunciado una reducción de las emisiones contaminantes de entre un 26% y 28% para 2025 con respecto a los niveles de 2005. Compromiso que ahora quedará inconcluso.

Sin embargo, el Acuerdo de París establece que los países no pueden retirarse del Pacto durante los primeros tres años ni hasta el primer año después la salida; por lo que, EE.UU (segundo país contaminante, China es el primero) figuraría allí hasta 2020.

Donald Trump afirmó que su país pedirá renegociar el Tratado “en términos justos para Estados Unidos” como condición para retornar al mismo. Asimismo, indicó que trabajará para garantizar que Estados Unidos se mantenga como el líder mundial en temas ambientales, pero “bajo un marco que sea justo”.

Vale destacar que, antes de anunciar el retiro, el gobierno encabezado por Trump aprobó varias normativas que eliminan planes estratégicos que prohíben explotaciones de energías fósiles y permitió las extracciones en algunas de sus costas.

Al menos dos consecuencias directas sufrirá Estados Unidos por la decisión que tomó, una es que no podrán participar de las próximas reuniones del grupo París, y la otra -no menos importante- es la imposibilidad de utilizar la lucha contra el calentamiento global como una de sus bases para negociar con sus socios.

La decisión ha generado el revuelo que se esperaba y Michael Brune, director del Sierra Club, una de las organizaciones ambientalistas más importantes de Estados Unidos, emitió un comunicado afirmando que Trump “ha cometido un error histórico que nuestros nietos mirarán hacia atrás con atónito asombro por cómo un líder mundial puede estar tan divorciado de la realidad y la moralidad”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>